15 de septiembre de 2017

5 consejos para una piel radiante

¡Ya es fin de semana, y empieza a hacer fresquito por aquí! Se nota el final del verano, y la que considero mi estación favorita ya llama a la puerta, con su viento, sus hojas y los preciosos tonos otoñales.

Ahora que comienza la rutina, es el momento de cuidar nuestra piel y dejar que se recupere de los excesos del verano (no nos engañemos, no la hemos atendido como se debería). Siempre he tenido la piel sensible y con tendencia acneica, y la edad y los tratamientos que me han puesto a lo largo de los años han conseguido regularizar la situación *casi* por completo. Los cambios de estación todavía me afectan, y zonas como el rostro o los brazos pueden pasar por momentos bastante peliagudos.
Os dejo aquí una serie de consejitos, sencillos y rápidos, para mejorar el aspecto y salud, especialmente de vuestra cara ~


1. Hidratarse es esencial.

Una piel hidratada es una piel feliz, de eso no cabe duda. Sea cual sea tu tipo de piel, necesita su dosis diaria de hidratación. ¿Piel grasa? Busca cremas específicas y con ingredientes no muy agresivos (la formulación de algunas cremas para piel grasa terminan resecando y pelando zonas como la nariz o frente). Si tienes la piel muy sensible, o alguna condición específica, asegúrate de probar los nuevos productos en zonas pequeñas antes de aplicarlos y no dudes en pedir consejo en tu farmacia.
Mi último descubrimiento es el Aloe Aqua Soothing Gel de SKIN79, para rostro y cuerpo y con una textura ligerísima.
La hidratación tiene que venir también de dentro, así que no olvides beber agua suficiente todos los días, ¡notarás la diferencia!

2. No te vayas a dormir con el maquillaje puesto.

Ni con la cara sucia. El maquillaje, la suciedad y la grasa de todo el día obstruyen los poros y dificultan la "respiración" de la piel. Lo ideal sería tener una rutina diaria de cuidado nocturno, pero si eso os da mucha pereza, o no tenéis tiempo, lo mínimo es desmaquillarse al llegar a casa, lavarse bien la cara y finalizar con vuestra crema hidratante favorita antes de meteros en la cama.
Por supuesto, si otras zonas de vuestro cuerpo tienen granitos, se notan demasiado secas o grasas, o necesitan tratamiento, es momento de cuidarlas.

3. Agua, mejor fría.

Probablemente, lo que menos apetece justo después de levantarse es lavarse la cara con agua fría, o ducharse con agua templada y no hirviendo, ¿verdad? Para nuestro cuerpo, el agua fresquita es mucho mejor, ya que contribuye a activar la circulación y ayuda a despejarnos para afrontar el día con energía. Y, si no eres capaz de soportar el agua fría, al menos inténtalo con el agua templada.

4. Lo que comes, lo que eres.

Vale, el chocolate no hace que te salgan granitos directamente, ni el llevar una dieta vegetariana te asegura una piel limpia y suave, pero es verdad que nuestra alimentación condiciona nuestra salud en gran medida, así que cuida lo que comes. Que no falten las verduras y frutas, no abuses de la bollería, comidas grasientas (sí, a mí también me hacen ojitos las pizzas, ¡pero hay que cortarse!), y aprovecha los productos locales y de temporada para hacer platos ricos, variados y sanos 🌻
En cuanto a la bebida, es mejor evitar el consumo excesivo de alcohol, bebidas azucaradas y café (yo suelo sustituirlo por tés siempre que me es posible)

5. Protégete del sol... todo el año.

Este último punto es muy importante, y no sólo para tener buena cara, sino para prevenir males mayores, como el envejecimiento prematuro e incluso el cáncer de piel. La protección solar debe formar parte de nuestra rutina de cuidado facial y corporal sí o sí, sea cual sea nuestro tipo de piel o color.
Que no haga calor no significa que los rayos del sol no nos afecten: es fundamental utilizar productos con factor de protección solar (si no usas crema protectora porque vas a maquillarte, o no te gusta su textura, hay infinidad de productos, desde prebases hasta BB Cream, CC Cream y base de maquillaje) todos los días, aun en invierno.

Como consejo extra, no olvidéis consultar con vuestro médico o dermatólogo cualquier problema o duda que tengáis respecto a vuestra piel, ¡mejor prevenir que curar!



¿Os gusta leer este tipo de entradas? ¿Os gustaría que hiciese una sobre cuidados para el pelo?

2 comentarios :

  1. ¡Gracias por los consejos! Superimportante lo del sol. Este verano me llevé un susto porque la píldora y el sol hicieron una mala combinación y me salieron algunas manchas en la cara, pero bueno, voy ganando la batalla poco a poco xD

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaa Marina!!!!

    Pues mira yo creo que eso de la cara depende mucho primero del ciclo en el que estés (baja la regla, suben los granos) y de la genética. Pero si que es cierto que como este año la única luz que he tomado ha sido la del florescente, pues ahí me salvo.

    Lo de irse a dormir con maquillaje me parece a parte de una guarrada enorme, -después la que tienes que frotar para sacar el mejunje es una- el ser un poco vaga. No cuesta nada retirarlo e irse a dormir tranquila con la cara limpita, es el equivalente a no lavarse los sobacos después de haber sudado. Anda! Lo del agua fría no lo sabía. Yo normalmente lo hago con agua templadita, pero voy a probar con lo que tú dices. Jijijiji!
    El chocolate no me preocupa. Soy alérgica, me pongo como el Shrek cada vez que tomo algo que lo contiene. Y soy vegetariana, pero te aseguro que los granos no me los quito ni de guasa. La bollería no me gusta y las pizzas una vez a la semana, que no hacen daño :)
    Siiiii!!! Haz uno de cuidados del pelooooo!!!! Yo te leeré encantada, como siempre!

    Un besote enooooooorme!!!! ♥

    ResponderEliminar