11 de agosto de 2017

a soft murmur.

Cuando me comprometí (¿lo hice?) a actualizar más el blog, no tuve en cuenta la ingente cantidad de trabajo, estrés y cambios a los que estaba sometiéndome.
Ahora hace casi un año que comencé a trabajar, a la vez que intentaba estudiar a distancia (esto da para otra entrada) y me replanteaba unas metas que apenas podía vislumbrar en el horizonte.
No sé si he conseguido avanzar, o si más bien he retrocedido, si he envejecido diez años en el proceso o si algún día llegaré a la parte del camino en la que me gustaría estar ahora mismo.

El blog también ha cambiado: le han salido telarañas, la cabecera se ha quedado algo obsoleta y el sistema de entradas no fluye tan bien como debería. De hecho, un breve repaso a los blogs habituales me hace replantearme si sigue siendo un buen canal de comunicación. ¿Dónde se mueve ahora la gente? Youtube tampoco es lo que era hace un año, ni siquiera Twitter. No es algo bueno, ni malo, es simplemente distinto, y quiero aprender más sobre la situación actual de las redes sociales.

De momento, estoy organizando mi habitación: donando libros, cambiando las cortinas, decorando más acorde a mis gustos actuales, construyendo poquito a poco el espacio que debería ser y no el desastre en el que se ha convertido estos años. ¡Poco a poco! También me hallo en plena, ¿cómo lo llamaría, limpieza de primavera? O su equivalente estival, más bien. Tornillos, electrodomésticos, plantas... cada cosa tiene su sitio, y hay un sitio para cada cosa, o eso intentamos conseguir (deseadme suerte)

Anotaré en la agenda "Actualizar blog", trataré de preparar una entrada con algo más de chicha que esto... y volveré para contarlo. ¿Os gustaría que colgase más entradas relacionadas con el lolita? ¿Algo de lifestyle? ¿Qué tal recursos y trucos de organización?
Hasta ese momento, os dejo uno de mis recursos favoritos para relajarme cuando la cabeza está demasiado llena de pensamientos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario