12 de enero de 2017

Regalos de Reyes

Por fin se han terminado las dichosas vacaciones. Y mira que la Navidad es uno de mis momentos favoritos del año, pero cuando estás trabajando con polvorones, roscón y gente desesperada porque no se aclara para preparar las comidas navideñas, sólo quieres volver a la normalidad. (¡Decidme que no soy la única!)
A pesar de todo, disfruté de la familia estos días, comí por encima de mis posibilidades y me llevé unos cuantos regalitos que me ha emocionado recibir <3 ¿queréis verlos?

A lo largo de las Navidades, he ido recibiendo en el buzón (o acompañadas de regalos en mano) algunas tarjetas preciosas de mis amigos y seres queridos. ¡Me encantan! Yo también envié las mías, aunque el diseño no quedó como esperaba (pero ya estoy preparando el del próximo año, ejem)
En casa, una pulsera con el árbol de la vida en plata, sencillita y pequeña (¿estoy dejando de lado las joyas grandes? Quién sabe), y unos calentadores de gel para las mañanas frías en el trabajo, además de algo de dinero, que seguramente utilizaré como ayuda para el viaje a Barcelona.
Ángel me regaló en Navidad el libro de Harry Potter y el legado maldito, que devoré al día siguiente, además de un precioso pin de unicornio a juego con una postal (ver primera foto). Aún no sé cómo sentirme respecto a la historia que se cuenta aquí, ¿a vosotros os gustó?
Mi querida Carmen me sorprendió con este set de papelería cuqui y un monedero lechucil en el buzón <3 ¡muchas gracias!
Isabel no sólo vino a visitarme, sino que me trajo el set Natural Face de Too Faced (que atrapé en su post de Decluttering) y unas burbujas de baño de Pusheen que me muero por usar. ¡Fue una sorpresa genial!

Seguro que se me olvida alguna cosa (y no voy a contar los autoregalos, que han sido varios), pero en resumen, este ha sido mi botín de Reyes. ¿Os han traído algo en casa? ¿Sois más de Reyes o de Papá Noel?

No hay comentarios :

Publicar un comentario