9 de septiembre de 2016

El decluttering, Marie Kondo y otras formas de ordenar tu vida

Me llamo Marina, tengo 24 años y soy una desordenada crónica.

Así podría empezar mi biopic, o una declaración en un documental sobre personas con problemas para organizar su alrededor. Siempre me ha gustado guardar todo lo que parecía útil, desde recuerdos hasta ropa, pasando por papeles, peluches y archivos de ordenador. Además, me encanta comprar cosas bonitas (las libretas son mi perdición), con lo que, como podréis imaginar, si me dejáis a mi aire acabaré teniendo cajones llenos de cosas que no tendría tiempo de gastar en tres o cuatro vidas.
Mi primera experiencia con el decluttering y "la magia del orden" (si descontamos los intentos de mi madre por mantener mi habitación organizada... lo siento, mamá), llegó cuando, al volver de Madrid este año, me di cuenta de que no me cabía la ropa en el armario, ni los libros en la estantería. Que todo estaba lleno de trastos por mucho que intentase colocar cada cosa en su lugar, y que empezaba a agobiarme tanta cacharrería. Aprovechando que en casa tocaba pintar, nos propusimos hacer limpieza a fondo en la habitación, y en el camino he descubierto algunas cosas interesantes...

  • No hay que tomarse al pie de la letra las palabras de Marie Kondo, pero es cierto que si algo no te hace feliz, es inútil tenerlo en casa, porque no lo usarás jamás. Puedes aplicar esto desde aquel libro que leíste y no te gustó en absoluto (dónalo, a alguien le gustará) hasta la preciosa chaqueta que estaba de moda hace tres años y no has vuelto a ponerte desde entonces.
  • Es un proceso largo. Larguísimo. No esperes organizar tu casa, ni siquiera tu cuarto o tu ordenador, en una sola tarde. Hay una gran cantidad de webs con consejos para hacer más llevadero el trabajo, como ésta (artículo en inglés). Además, puede que en el proceso te den arrebatos de nostalgia, así que sugiero que te lo tomes con calma.
  • No se trata de tirar todo a la basura, ni de deshacerse de aquellas cosas a las que tienes mucho cariño. Como ejemplo, os pongo mi colección de peluches: tenía tres sacos llenos, y la litera cubierta con distintos peluches. Me senté, vacié las bolsas y fui examinándolos uno por uno: ¿recordaba que tenía este peluche? ¿Sé quién me lo regaló? ¿Tiene algún significado especial para mí? Si una o más respuestas eran "no", los apartaba para donar. Al final, llené dos bolsas con muñecos que serían más felices en manos de otras personas, y guardé los más importantes para mí en una tercera bolsa. 
  • Más que una limpieza periódica, es un hábito a aprender. Con el tiempo, comprendemos que no sirve de nada hacer una limpieza gigante dos veces al año si a la semana va a estar igual de desordenado. No sirve donar la ropa que no usas si vas a comprar doce prendas más en la siguiente temporada.
Podría continuar con algunos consejos, o contar más sobre mi experiencia, pero aún ando en ello. Ahora mismo (y supongo que hasta que termine el invierno) me hallo inmersa en la selección de ropa de mi armario, que está a rebosar. Poco a poco, voy apartando las camisetas que no uso, las que no me quedan bien... y lo mismo para el resto de cosas. En cuanto a la habitación, he decidido que es momento de cambiar la decoración, ¡espero enseñar fotos del resultado pronto!

Quizás lo más importante sea pararse a pensar si estos métodos realmente nos ayudan anímicamente, o sólo son una excusa para organizar lo que llevamos tiempo posponiendo. En mi caso al menos, me ha resultado útil deshacerme de muchas cosas que no usaba y llevaba demasiado tiempo guardando, y me siento menos agobiada ahora que las montañas de trastos no son tan altas.


¿Y vosotros, habéis puesto en práctica algún método de organización?


1 comentario :

  1. Hola Marina!!!

    Que alegría volver a verte por aquí.

    Yo tengo claro que si algo no voy a usar o simplemente ya no vale, lo doy o lo tiro, que suficientemente pequeño es nuestro pico y mi habitación para ir guardando cosas que no utilizaré o que no me gustan. Con la ropa, debería hacer lo mismo que tú.

    Un besoteee!!!♥

    PS: yo tengo la manía de ser tremendamente organizada, así que de momento, no he llegao al extremo XD

    ResponderEliminar