11 de enero de 2016

And now I know for sure that there's life on Mars

 
Llegó, poquito a poco, con trozos de canciones que oía en la radio, con menciones en artículos y retazos de conversaciones. Y, como cuando descubres una nueva estrella, de repente estaba ahí, y no podía apartar la vista.

Me enseñó que ser diferente no estaba tan mal, que había cosas más allá de lo que veía todos los días. Me ayudó a crear, a soñar, y no podría estar más agradecida. No ha habido momento, ni lo habrá, en que no cante una de sus canciones con una sonrisa en los labios. Porque hay música que nos hace sentir bien, que nos hace sentir vivos.

Hoy se marchaba de vuelta a su planeta, y esta mañana no me salían las palabras. There's a starman waiting in the sky, nos dijo. 

Sólo me queda dar las gracias por todo, y decir: Hasta pronto, Bowie, y buen viaje.

1 comentario :

  1. No tengo palabras para dejar un comentario que esté a la altura de este post, así que sólo diré... Aplausos. Y lágrimas. Y que hoy en el cielo hay una estrella más.

    ResponderEliminar