10 de febrero de 2013

Carnaval en blanco y negro

Desde que me vine a estudiar a Badajoz, le estoy cogiendo aún más gustillo al Carnaval. Este año me he quedado aquí, he visto la final de las murgas (por tv, eso sí, que una no puede permitirse, y menos estando de exámenes, recolgarse con las colas para comprar entrada) y ahora tengo la televisión encendida mientras escribo, para que el desfile de comparsas me anime la tarde. Muy a mi pesar, los comentaristas de Canal Extremadura me ponen de los nervios, pero ésa es otra historia.

Al final las cosas nunca salen como uno piensa, y pudimos sufrirlo en carnes ayer, cuando el maquillaje no se quedaba en su sitio, la laca y las horquillas no servían para nada y las alas de nuestros sombreros se chocaban en el momento menos oportuno, pero... ¡oye, que no quedó tan mal!


Entre militares, presos, pollos, bailarinas y piratas, todo con sus correspondientes versiones de poca tela, nosotros aportamos el toque elegante, ¡y sin pasar frío!
Ha sido una pena que el ambiente de este año no haya sido el mismo que en ocasiones anteriores, la verdad; no es algo que yo piense, es algo que todo el mundo dice. A pesar de todo, fue una tarde-noche inolvidable (natillazo incluido)

¡Y además, soy libre! Durante un par de días, puedo purificar mi mente, dejarla en blanco y recargar las pilas para el nuevo cuatrimestre. Para bien o para mal, la época de exámenes ha terminado, y yo tengo tantos proyectos en la cabeza como siempre.

4 comentarios :

  1. Os quedo genial!!!!!
    Con lo elegantes que estabais fuisteis la envidia de todos seguro ^_-

    ResponderEliminar
  2. Aunque tuvieran esos problemas, ¡yo lo veo perfecto! ♥ Maravilloso, divino, espectacular. ♥♥♥♥

    ResponderEliminar
  3. Adoro los disfraces *O*, yo otro año que no pude disfrazarme -__-

    ResponderEliminar
  4. Un disfraz sencillamente precioso! y como tu dices entre tando disfraz de poca tela se agradece ver algo tan elegante y original.
    :*

    ResponderEliminar