15 de julio de 2016

{Review} Tangle Teezer

Una de las últimas cosillas que se ha unido a mi lista habitual de neceser, gracias a mi madre (después de muchos días quejándome de que tenía el pelo enredado y hecho unos zorros, llegué a casa y encontré el regalo en la mesa, mi mami es lo más majo del mundo), es el Tangle Teezer, un cepillo mágico que asegura terminar con los tirones y enredos de todo tipo de pelo, en seco y mojado.
No es un producto nuevo (sería allá por 2008 cuando se lanzó), y tuvo su momento de gloria en 2012-2013, pero yo no me resisto a hacer una reseña, por si alguno de vosotros no lo conocía o no se decidía a usarlo.

Normalmente, el pelo se me enreda bastante (hasta el punto de tener que recogérmelo a la hora de dormir si no quiero aparecer con un nido sobre la cabeza), algo que, unido al calor y a mi fantástica idea de teñirme en una peluquería desconocida hace poco (aventura que terminó en una melena un tanto chamuscada y la necesidad de andar utilizando tratamientos hasta que crezca sano, que a saber cuándo es), hace que termine dándome tirones cada vez que quiero desenredar los nudos.
Lo primero que me llamó la atención del cepillo fue su forma, adaptada a la mano y bastante compacta (no tiene mango y el tamaño es más o menos la palma de vuestra mano), lo que evita también que se rompa o dañe con tanta facilidad como otros. Que sea pequeñito lo hace perfecto a la hora de hacer el neceser de viaje o meterlo en el bolso. Es de plástico (el mío, negro y rosa, aunque hay más combinaciones), un material bastante resistente, aunque las púas son finitas y terminan doblándose.
El Tangle Teezer promete desenredar sin tirones, y la verdad es que cumple su cometido con bastante destreza. Lo he probado después de días de viento, después de la piscina, y con el pelo dañado, y aunque me lo alisa bastante (adiós a mis bucles), al menos ya no sufro intentando parecer medio normal.
A mí me funciona mejor con el pelo húmedo, aunque en la caja pone que puede utilizarse en húmedo y seco.
En resumen...

Pros: 
Cumple lo que promete.
Cómodo de utilizar y guardar. Pequeñito y manejable.
Puedes encontrarlo en su web o en catálogos de venta (en algunas cadenas de perfumería también).

Contras:
Las púas, si tienes el pelo muy rebelde, se doblan con el uso.
Si lo usas en seco, alisa rizos y ondas.
El precio es quizás un poco elevado (13,95€ si mal no recuerdo, al menos donde lo compró mi madre)

¿Lo habéis probado? ¿Opiniones?